#Especial ¿Por qué no legalizan todas las drogas en México? Via Letra Roja

Original de Letra Roja: http://www.letraroja.com/legalizan-todas-las-drogas-en-mexico/

Por Isael Carreón

El debate sobre la despenalización de la mariguana se abrió nuevamente tras las declaraciones, a nivel personal, del secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, quien señaló que habría que legalizar el consumo del cannabis en México, iniciando en los sitios turísticos, para reducir la violencia en el país.

Está más que comprobado que la estrategia actual de combate frontal contra el crimen organizado ha fallado y que lo único que ha dejado es sangre en las calles y miles de muertos. La estrategia nunca funcionó y es momento de cambiarla, coinciden cuatro especialistas en el tema consultados por Letra Roja. Pero ¿por qué nadie ha planteado una regulación en el país de TODAS LAS DROGAS si está demostrado que los mexicanos no sólo consumen mariguana y que esta es el menor mercado de los narcotraficantes?

Ejemplos de que una regulación de la mariguana es posible son Chile, Uruguay, Canadá, Holanda y Estados Unidos, quien era el mayor consumidor de la droga mexicana. Además, Portugal es uno de los mejores ejemplos a nivel mundial de que una despenalización de la posesión de estupefacientes para uso personal es posible sin que todo el mundo se vuelva adicto.

En entrevista para Letra Roja, la presidenta de Estudiantes por una Política Sensata de Drogas México, Emma G. Rodríguez, señaló que nuestro Gobierno y los funcionarios públicos no han tenido un buen acercamiento al tema de la cannabis y otras sustancias.

“El discurso ha sido enfocado en reducir la violencia en destinos turísticos pero también es un tema de Derechos Humanos. Cómo es posible que en estas zonas se pueda tener cannabis regularizada y en los otros estados no”.

“Ahorita los políticos tienen ciertas opiniones oportunas al respecto de la cannabis porque es temporada de elecciones, porque otras drogas no se tocan. De pronto decir que la cocaína fuera regulada ocasionaría más escándalos”.

“El tema de la regulación de las drogas es una cuestión de cuota política, si las encuestas dijeran que los ciudadanos quieren la regulación de las drogas, los políticos empezarían a hablar del tema. Aparte es un tema sensible, la gente tiende a pensar que si se regularizan todo mundo se volverá un adicto. No es un tema sencillo y que deje votos. Es una minoría, que es la que regularmente está más informada, quien está pidiendo una regulación”.

Sin embargo, reconoce que despenalizar la cannabis no es la receta mágica para que bajen los índices delictivos en nuestro país, pero lo que sí haría es reducir las detenciones arbitrarias; mejorar la calidad de la droga; tener un parámetro de control, por ejemplo, para impedir que los menores tengan acceso; fomentar la investigación y podría explotarse el cáñamo industrial.

“Es extraño que en EU ya exista todo un mercado de cannabis legal y cannabis industrial y nosotros sigamos con la prohibición, siendo vecinos”.

Para la especialista, existen otros crímenes que perseguir más importantes que una persona usuaria de drogas o erradicar cultivos. Señala que lo que puede ayudar a reducir el crimen organizado son otras políticas como un mejor desarrollo social o mayor educación.

“Sabemos que el crimen organizado no está ahora traficando sólo con drogas, tienen otros negocios: el secuestro, la extorsión. Se necesita una política integral, no es fácil de pronto una regulación en el país porque como sabemos, es muy diferente Monterrey a Chiapas. Pero sí es necesario apostar por una regulación de las sustancias”.

“La respuesta del Gobierno al crimen organizado es una política que nos ha dejado muchos muertos y es una respuesta prohibicionista; ya vimos que no es la forma de atender el problema, a parte tiene vertientes como el mercado negro, la violencia, la alteración de sustancias. Esto me recuerda mucho a Estados Unidos cuando prohibió el alcohol, rápidamente surgió una mafia”.

“Cuando entró Calderón había un mapa donde los cárteles tenían ciertas zonas, se tenía un pacto en cada zona y de pronto con el inicio de la Guerra frontal de Calderón, el mapa se movió, surgieron más cabezas, hubo enfrentamientos violentos, y bueno, ahora con Peña Nieto han sido los años más violentos. Esperemos que el próximo presidente tome en cuenta los aspectos negativos de estas políticas para modificarlas”.

Al respecto de las políticas de regulación que existen en otros países señala que el caso de Portugal “Es un buen ejemplo de lo que pasa al despenalizar el uso de las sustancias psicoactivas. Como cambiaron la política de tratamiento a personas que tenían un uso problemático. Ya no fue un delito que perseguir y también lo que impactó mucho fue que personas que tenían un problema con la heroína, que sabemos es una de las sustancias más adictivas, cuando querían insertarse de nuevo en la sociedad el gobierno daba dinero a empresas para que contrataran a las que habían sido usuarias de drogas. De esta forma empezaron a tener una interacción más positiva con la sociedad; contrario a lo que pasa en nuestro país, donde los anexan, los golpean y los humillan”.

“Es posible cualquier otra política para México, estamos tan hartos de una política prohibicionista y todo lo que nos ha dejado que una política de solución vendría muy bien. Tenemos varios ejemplos como el de Portugal, pero tenemos que hacer una política integral hacia México, hay muchos estudios que se han hecho a lo largo de los años”.

“Sabemos que en nuestro país no sólo se consume cannabis, se consume heroína, se consume crack, cocaína, etc. Sería cuestión de una investigación social profunda, hay que buscar la mejor alternativa para cada región del país. En el norte, por ejemplo, Tijuana, Mexicali o Chihuahua, donde hay un mayor consumo de drogas inyectables como heroína, convendría el reforzar programas clínicos y sociales. Pero en la Ciudad de México tenemos un problema de uso de solventes en los jóvenes.

Finalmente, indica que lo mejor para México no es tomar modelos de otros países. Aunque se pueden considerar experiencias, es necesario construir una política de drogas mexicana.

“Es muy bueno el debate y que bueno que sigamos hablando del tema, pero se necesitan acciones porque nos estamos quedando muy atrás. Cada vez más estados de EU se suman a la regulación del cannabis y apuestan por programas de reducción de daños al uso de sustancias. Aquí en México, los jóvenes están usando sustancias cada vez más chicos y sustancias cada vez más peligrosas. Aquí no tenemos una política de drogas, sino una política de seguridad”.

Deja un comentario