No son números, son personas: resumen del Seminario “Necesidades forenses en México frente a las desapariciones y fosas”

El 21 de abril del 2017 se llevó a cabo el Seminario “Necesidades forenses en México frente a las desapariciones y fosas” en el Auditorio Octavio Paz del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República.

La primer mesa del seminario, fue integrada por los colectivos “Los otros desaparecidos”, “FUNDEC”, “Colectivo Familiares en Búsqueda “María Herrera” y “Solecito”, quienes recalcaron la inseguridad que se vive en México y nuevamente, la falta de compromiso de las autoridades con sus casos, asegurando que estas mismas son cómplices de que se lleven a cabo las desapariciones, por otra parte pidieron que se trabaje en registros confiables sobre el status jurídico de los desaparecidos, así como en servicios periciales bien equipados (cubrebocas, trajes, insumos), bancos de ADN con bases de datos a nivel nacional, capacitación de peritos y demandaron el deber de las universidades con las familias a través de investigaciones científicas que muestren la dimensión de la tragedia ya que estas se mantienen remisas y sobretodo una ley de desaparición forzada a conveniencia de familias y víctimas.IMG_20170421_095459

Posteriormente en la segunda y tercera mesa se habló sobre las acciones y necesidades en materia forense, en donde se mencionó que el papel que juegan las ciencias forenses es el de restituir la dignidad de las víctimas, sin embargo hay una gran desconfianza de la sociedad debido a los procedimientos mal evaluados, investigaciones truncas e instituciones poco preparadas, por lo que es necesario que la nueva ley de desaparición forzada, contemple la participación de los antropólogos forenses durante los perfiles de investigación para transformar pruebas y se dote a las familias de seguridad, ya que es el valor que cita de sentido al Estado; por otra parte, Carlos Villalobos especialista forense del Comité Internacional de la Cruz Roja expuso las necesidades forenses básicas que requiere nuestro país, en primer lugar la creación de un registro sobre personas desaparecidas que cuente con personal capacitado, seguimiento, comunicación permanente, protocolos de atención y que esté cuente con el respaldado de la ley de protección de datos personales; en segundo lugar la conformación de un archivo básico forense que permita convenios interinstitucionales, por ejemplo, con el INE para la comparación de huellas dactilares e intercambio y flujo de información; seguidamente equipos forenses multidisciplinarios especializados, información consultable y de buena calidad, regulación de bancos de información genética y por último protocolos de calidad en necropsia, arqueología, identificación y restitución.IMG_20170421_104229

Finalmente, el Senado se debe de comprometer a realizar una propuesta de ley de desaparición forzada que integre a las víctimas, a los familiares y al tejido social, que demandan al Estado mexicano cumplir con sus obligaciones en torno a la grave situación de violaciones a derechos humanos que viven, así como la creación de un Instituto de Investigación Forense que realice un buen trabajo científico a partir de las necesidades sociales y que obligue al cumplimiento de protocolos.

Información de Brenda Garcés

Fotografías de Arturo Alberto González

Deja un comentario