Un México donde la violencia no son las drogas

Un México donde la violencia no son las drogas

 

Ricardo García[1]

 

Durante el desarrollo de esta tesis se suscitaron diversos hechos que han modificado aún más la situación de violencia del país. México es un país que es atravesado por el desempleo, la pobreza, la corrupción, la impunidad (Véase Gráfica 1.), así como el problema de las drogas, éste último –irónicamente- ha sido el de mayor atención por parte del Estado mexicano como principal factor de la inseguridad y de la violencia. Lo cual ha dado pie a una estrategia caracterizada por un ataque directo a quienes alteran el orden y la seguridad, un ataque de acciones de excesiva violencia, además de que esta estrategia no ha dado resultados óptimos  para con la sociedad mexicana.

grafica 1

 

Es cierto que los últimos 10 años, México ha tenido presencia una violencia que ha dejado marcas físicas, las cuales tienen un impacto en la psique de las personas, tanto de forma individual como colectiva. Es una violencia que ha dejado un poco más de 70 mil delitos al día, un promedio de 53 homicidios dolosos al día, 9 personas desaparecidas al día, claro que tales datos son de lo que se conoce, son cifras oficiales, pero a pesar de que pueda ser o no conservadoras, éstas dan muestra de un escenario donde a pesar de la existencia de una política de seguridad, ésta no brinda lo que tiene como objetivo: la seguridad y certidumbre de las personas. Además de que se ha distinguido, como se mencionó en líneas arriba, por la presencia de la corrupción e impunidad, donde elementos de las instituciones encargadas de la seguridad y el desarrollo social, participan de forma directa o indirecta con células del crimen organizado y el narcotráfico. Sólo mencionar los sucesos de Tlatlaya o Ayotzinapa. Lo cual se puede ver como un proceso de hibridación entre crimen y autoridades, lo que ha dado pie a que exista una tendencia de poca confianza en las instituciones (Véase Cuadro 1.1).

 

cuadri 1

 

Es cierto que las drogas han tenido un papel fundamental para el desarrollo de una política de seguridad, así como sobre el mismo tema de las drogas (regulación), donde, si bien es cierto, la estrategia en contra de éstas ha tratado y ha oficializado un ataque donde el enemigo parece no estar definido; no hay identificación de éste, pero se le ataca. La política de seguridad ha visto el uso de drogas como un problema, el cual se conjuga con las representaciones sociales y el discurso político hecho hacia éstas. Lo anterior ha dado pie a generar una imagen negativa sobre quien consume o usa drogas, en ocasiones imágenes construidas desde una noción clasista. La droga es vista como una amenaza que atenta contra el orden social, pues, desde e discurso político, trasgrede a la vida social.

Por tanto, la mal llamada guerra contra las drogas se ve a sí misma como el logro ideal de liberar a la sociedad del peligro de las drogas, esto bajo premisas de erradicar o prevenir el consumo. Pero no sólo se presenta esto último, sino que la misma política se ha caracterizado por un modelo tanto de represión como militarizado, a la cual se le deposita una inversión millonaria, mientras los asuntos estructurales de importancia (corrupción, pobreza y desempleo) son menoscabados y/o invisibilidades, a pesar de su importancia para la sociedad. Es una política que genera efectos de intimidación, donde la represión militar-policial se respalda con la ley (uso legítimo de la fuerza y la violencia).

 

 

cuadri 2

 

 

Lo anterior responde a que, a pesar de que existen estrategias para hacer frente al narcotráfico y al crimen, esto no brinda garantía de que el contexto mexicano se sea seguro (Véase Cuadro 1.2), puesto que en ocasiones las mismas estrategias dan pie a la inseguridad. Sobre esto, se puede aludir que la presencia de militares en la seguridad hace que exista aumento a tales violaciones, tal como expresa la organización no gubernamental Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos A.C. (CADHAC), respecto a la militarización que sufre el estado de Nuevo León: “la experiencia nos dice que los militares en las calles provocan un aumento en las violaciones a los derechos humanos de civiles” (CADHAC, 2016).

Además, los sucesos violentos y el cómo se manejan, ha dado como resultado la existencia de una cultura que no sólo promueve al crimen, sino que en ocasiones los exalta, es una especie de espiral que va en aumento, no sólo en tipo de actos violentos, sino su forma de realizarse (decapitados, calcinados, desaparecidos en ácido, etcétera). Este escenario, como una especie de terrorismo, genera en la sociedad civil, no sólo impotencia, sino que se organiza y forma grupos que buscan generar acciones no sólo ante la inseguridad, sino también ante la violación de los derechos humanos, la exclusión y marginación de las personas que usan y consumen drogas. Sobre este punto se busca cuestionar y criticar a la noción que si bien no lo hace delincuente, sí lo criminaliza.

Aquí es donde los jóvenes, como un actor que tiene estrecha relación con el fenómeno, sea el consumo y uso de drogas, o la preocupación por tener un espacio seguro y sin incertidumbre, por lo que precisan de herramientas que ayuden a su desarrollo y encauzamiento personal, pues son sujetos no sólo con el derecho a participar sino a organizarse como parte de responsabilidad para sí mismos como para con la sociedad.  Por lo es preciso reconocer que la guerra ha dejado resultados negativos y genera situaciones alarmistas por su presencia resaltar que las drogas no es algo de lo cual se deba defender, claro que existe una relación con la delincuencia y la violencia, pero si no se elaboran acciones reflexivas y prácticas, sólo se tendrá exclusión, estigmatización y miedo ante lo que sucede.

Ante esto, y como parte del trabajo que se desarrolla dentro de Estudiantes para una Política Sensata de Drogas (EPSD Mx), se entiende que la estrategia por parte del gobierno calderonista (2006-2007), no fue la más adecuada para hacer frente al crimen organizado, puesto que sus resultados fueron y siguen siendo negativos. Además se reconoce que el tráfico de ilícito de drogas ya no es parte de los objetivos principales de las fuerzas armadas –parte medular de la estrategia- puesto que México es atravesado por un contexto de tragedia social, donde existe adversidad para la igualdad y respeto de los derechos humanos, así como la impunidad; además de una ausencia de implementación de justicia por parte de las instituciones, ya que sigue una presencia de la corrupción. Por ello, EPSD Mx busca no sólo busca hacer visible los daños, causas y consecuencias de la estrategia del gobierno contra el crimen y las drogas, sino que busca elaborar, proponer y llevar a cabo estrategias para mejorar las condiciones de vida dentro de esta crisis de seguridad. Se busca quitar la imagen de “en México ya no es seguro vivir” (Véase Cuadro 1.3).

 

Cuadro 1.3

Trabajo EPSD Mx
Dinámica Es una organización civil, no está vinculada a algún partido político.

Socialización de aprendizajes resultados de talleres, capacitaciones, diplomados; desarrollo de retroalimentación.

La seguridad es de importancia, no se busca ponerse en riesgos.

Generación de discursos Definir contra quién es la guerra, y no sólo tener la justificación “se está atacando a criminales”; la guerra no es entre buenos y malos.

La guerra genera síntomas de una enfermedad.

No se aprueba ni condena el uso de drogas; respeto a los derechos de las personas.

No apoyo a la guerra contra las drogas

Conocer la situación El tema de drogas carece de consensos, y por tanto de aceptación social.

La situación que se vive tiene diversas aristas (extorción, delincuencia. Agresiones…), por lo que se precisa es reconocer que la violencia atraviesa cualquier ámbito y persona.

Seguimiento de los debates de legalización de la marihuana (Secretaria de Gobernación).

 

Proyectos Agenda de cambio respecto a la política de drogas.

Visibilizar la existencia de censura y represión, tanto a periodistas, a defensores de derechos humanos, organizaciones civiles, jóvenes.

Anecdotario de usuarios de cannabis (Universidad de Morelia).

Guía de salud para usuarios de sustancias psicoactivas (Guadalajara).

Infografías.

Creación de un diccionario sobre drogas.

Mariguana medicinal: difusión de beneficios y apoyo a pacientes (Guadalajara)

Taller de intervención Instituto Nacional de Bellas Artes: historia, cultura general sobre drogas y reducción de daños.

Servicio social y voluntariado

Vínculos y convenios Periodistas, defensores de derechos humanos, mujeres, migrantes, jóvenes, entre otros, para dar visibilidad sobre los efectos de las drogas, experiencias y perspectivas.

Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México

Instituto de la Juventud

Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC

Wikipedia: revisión y actualización de documentos

420 Guadalajara

Medical Cannabis News

Incidencia y presencia Conferencia para la Reforma Política de Drogas (Washington).

Conferencia Global Ibogaina (marzo 2016).

Difusión e invitación a universidades

Congreso de Filosofía y Drogas en la Facultad de Filosofía (UNAM).

Elaboración propia a partir de los documentos disponibles, así como de la presencia durante juntas y reuniones de EPSD Mx.

 

Dentro de la dinámica de trabajo de EPSD Mx se busca concientizar a la sociedad, principalmente desde las universidades, sobre los problemas que conllevan las políticas actuales respecto a drogas en México, ello con el objetivo de mejorar la situación, pues como se ha podido ver desde el inicio de la estrategia de la guerra, el prohibicionismo no funcional ni adecuado. Es por ello que dentro de las primeras acciones, desde de EPSD Mx, para hacer frente a la situación de la guerra contra el narcotráfico, es la de asumir una postura política frente a ésta, lo que dé pie a una reflexión más allá de lo planteado por la misma estrategia –de corte militar.

Por tanto, se busca desarrollar un trabajo constante, donde se ejerza un discurso práctico que posicione a la seguridad como un factor de importancia para la organización, así como el reconocimiento y respecto de los derechos humanos dentro de una guerra que no ha dado resultados, por lo que los integrantes de EPSD Mx buscan generar proyectos tanto de incidencia social, como el ámbito de la política, dinámica que se ayuda por la multiplicidad de disciplinas que hay entre cada uno de sus miembros, tales como Administración Pública, Etnohistoria, Ciencia Política, Medicina, Psicología, Filosofía, Nutrición, Historia, Periodismo, Antropología Social y Sociología, lo cual ayuda a un trabajo interdisciplinario e incluyente respecto a la política de drogas, así como la dinámica de éstas dentro de la sociedad (uso y consumo).

 

 

 

 

 

BATAILLON, Gilles (2015). “Narcotráfico y corrupción: las formas de violencia en México en el siglo XXI”, en Nueva Sociedad, núm.255, enero-febrero, pp.54-68. Disponible en: http://nuso.org/articulo/narcotrafico-y-corrupcion-las-formas-de-la-violencia-en-mexico-en-el-siglo-xxi/

CADHAC (2016). “La militarización de la seguridad pública continua en Nuevo León”. Mayo 20. Consultado el 20/05/2016 de: http://www.cadhac.org/comunicado/la-militarizacion-de-la-seguridad-publica-continua-en-nuevo-leon/

CIDH Informe sobre Seguridad Ciudadana y Derechos Humanos, OEA. Consultado el 24/08/2015 de: http://www.cidh.org/countryrep/seguridad/seguridadiv.sp.htm

ENVIPE. Instituto Nacional de Estadística y Geografía: http://www.beta.inegi.org.mx/proyectos/enchogares/regulares/envipe/2016/

MORALES OYARVIDE, César (2011). “La guerra contra el narcotráfico en México. Debilidad del Estado, orden local y fracaso de una estrategia”, en Aposta, Revista de Ciencias Sociales, núm.50, agosto-septiembre. Consultado el 25/10/2015 de: http://www.apostadigital.com/revistav3/hemeroteca/oyarvide.pdf

Observatorio Nacional Ciudadano (ONC) (2015). “Reporte de delitos de alto impacto. Diciembre 2014”. Consultado el 25/10/2015 de:

http://onc.org.mx/2015/02/18/reporte-sobre-delitos-de-alto-impacto-diciembre-2014/

Organización de los Estados Americanos (OEA) (2009). Informe sobre seguridad ciudadana y derechos humanos, Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, OEA/Ser.L/V/II, Doc. 57. Consultado el 25/10/2015 de:

http://www.unicef.org/honduras/Seguridad_ciudadana_DDHH.pdf

RUBIO, Luis (2008). “Delitos y guerras”. CIDAC, noviembre 30. Consultado el 25/10/2015 de: http://cidac.org/delitos-y-guerras/

Secretaria de Gobernación “Programa Nacional de Seguridad Pública 2014-2018”. Consultado el 25/10/2015 de:

http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5343081&fecha=30/04/2014

Secretaria del Ejecutivo “Estadística delictiva”. Consultado el 12/05/2015 de:

http://www.estadisticadelictiva.secretariadoejecutivo.gob.mx/mondrian/

Secretariado del Ejecutivo (2016). Cifras de homicidio doloso, secuestro, extorsión y robo de vehículos 1997-2015. SEGOB., SESNSP, enero 1. Consultado el 12/05/2015 de: http://secretariadoejecutivo.gob.mx/docs/pdfs/cifras%20de%20homicidio%20doloso%20secuestro%20etc/HDSECEXTRV_122015.pdf

 

[1] Sociólogo por la Universidad Autónoma Metropolitana, maestrante en Ciencias Sociales por la Universidad de Guadalajara.

Deja un comentario